La voz de una generación. ‘Girls’ llega a su fin

Terminada la sexta y última temporada de Girls, no se me ocurre una manera mejor para estrenarme en este blog que hablar sobre la serie escrita, producida, protagonizada y, en ocasiones, dirigida, por la controvertida Lena Dunham.

Un amigo y yo reflexionábamos el otro día sobre la serie, sentados en una terracita en Matadero (gran lugar para la reflexión) y nos dábamos cuenta de que sus personajes nos caen mal. En el making off a modo de epílogo que puede verse en HBO, la propia Lena Dunham comenta: “Espero que Girls represente el momento a partir del cual empezó a estar bien que las mujeres mostraran buena parte de su complejidad. Pueden ser un desastre, inmorales, sexuales o tener gustos siniestros o portarse como unas auténticas zorras. Todo está bien. Y además se permite que aparezca en televisión.”

La HBO apostó por Lena Dunham cuando ella tenía 25 años. Y pudo hacer la serie que quiso. Una serie en la que ella se muestra tal cual es, apareciendo desnuda una y otra vez pese a que su cuerpo no responda en absoluto a los cánones de belleza establecidos por la televisión. Una serie en la que el sexo se muestra con naturalidad, siendo muchas veces desagradable, incómodo o frustrante. Una serie en la que la amistad se muestra tal cual es. Porque esto no es Friends ni Cómo conocí a vuestra madre y los vínculos que tan sólidos parecían a los 20 pueden romperse a los 30.

A mi amigo y a mí no nos caen especialmente bien las protagonistas de Girls, al igual que mucha gente no traga a Lena Dunham. Pero esto no quita para que podamos reconocer su papel de guionista superdotada. Con Girls, Dunham ha roto muchos moldes de la televisión y se ha convertido en lo que su propio personaje en la serie, Hannah Horvath, vaticinaba a sus padres en el arranque de la misma: la voz de una generación.

De hecho, los episodios más aplaudidos de Girls son aquellos en los que la acción se centra en un personaje concreto o una historia al margen de la trama principal. En el episodio American Bitch, de esta sexta temporada, Dunham trata el acoso sexual y los abusos de poder masculinos de una manera brillante en media hora de televisión. Me gusta mucho este análisis del capítulo en eldiario.es. Os recomiendo que veáis el capítulo. Podéis hacerlo aunque nunca hayáis visto la serie.

“Tengo 30 años cuando la serie acaba. –Dice Lena Dunham en el epílogo de la HBO–. No me molestará que cuando tenga 96 la gente diga que soy la señora que hacía Girls. Me sentiría muy afortunada y feliz si esa es mi aportación al planeta”. Desde luego es para estarlo. Pero estoy convencida de que este es solo el comienzo de su fructífera carrera. Al fin y al cabo, Lena Dunham, como Hannah Horvath, es la voz de una generación.

Por cierto, otra de las cosas que más me gustan de Girls es la banda sonora. Así que termino con este tema que cierra el penúltimo capítulo de la serie, justo después de que las protagonistas se den cuenta de que su amistad está rota (¿o ya se habían dado cuenta antes?).

Deja un comentario