El disco que cambió nuestras vidas

Hace poco más de un año me recorrí medio Madrid en busca del vinilo de Un día en el mundo. Sabía que era el regalo más especial que podía hacerle a alguien aún más especial. Anoche, 15.000 personas nos reunimos en el WiZink Center para el show El disco que cambió nuestras vidas, con el que Vetusta Morla celebraba los 10 años de la publicación de su primer álbum, Un día en el mundo, y 20 años de su primer concierto. «Esto no es un concierto al uso -decía Pucho, vocalista del grupo, al comenzar- es un documento en directo de nuestro recorrido».

Y así fue. La música en directo se mezcló con vídeos y cortes de audio de entrevistas de hace una década, con los que los allí presentes vimos cómo los componentes del grupo habían crecido. De hecho Vetusta Morla hizo su entrada en el escenario solapando un corte del videoclip de Un día en el mundo. Los espectadores vimos por las pantallas cómo salían desde el backstage, ya tocando, hasta el escenario.

El 30.12.18 ya es una fecha histórica para los seis de Tres Cantos, y así lo plasmó Pucho en su camiseta, en la que estaba estampada la fecha. El cantante mencionó no solo los dos aniversarios del grupo, sino también los 40 años de la Constitución española: «Quizá se obvió demasiado el pasado con ciertas leyes que llamaban de amnistía y que popularmente fueron conocidas como ley del silencio y el olvido». «Últimamente nos dicen que nos dediquemos a hacer canciones y no a la política, pero las seis personas que veis en el escenario somos seres políticos», reivindicó. Y clasificó también de «gesto político» el lanzamiento de ese primer disco hace 10 años. Tampoco faltaron las pantallas con el mensaje «Solo sí es sí» que ha marcado todos los conciertos de su gira de este año. Por todo ello, explicaron, con este show también pretendían que rebuscar en el pasado nos sirva para iluminar el futuro.

Y claro, en un futuro iluminado no pueden faltar los compañeros y amigos que te acompañan en el proceso. Así que al escenario no solo subieron Xoel López y Depedro, sino también su productor, su manager, su road manager, la jefa de su discográfica, su responsable de prensa, etc. Y todos juntos, y los 15.000 presentes, cantamos El amor valiente.

No faltaron canciones de los inicios del grupo, que pocos hemos escuchado en directo por no estar ni siquiera dentro de ese primer disco, como Los buenos, Iglús o Mi habitación favorita. Y los bises terminaron con Saharabbey road, porque todos sabemos lo que nos gusta al público entonar himnos cuya letra sea «lo-lo-lo-la-la-la». Una gran manera de despedir el 2018 y celebrar el Año nuevo, canción, por cierto, que tampoco faltó.

1 pensamiento en “El disco que cambió nuestras vidas”

  1. Hola!

    «Hace poco más de un año me recorrí medio Madrid en busca del vinilo de Un día en el mundo»

    ¿Lo encontraste? Lo estoy buscando como loca…

Deja un comentario